Estrategia   de   Transformación  Digital   del   Estado  Logo

Transformación Digital

La llamada “cuarta revolución industrial” trae un cambio radical en la ejecución de procesos, producción y entrega de productos y servicios, obligando a las instituciones a adaptarse a las necesidades de las personas con tecnologías que están disponibles a un costo cada vez menor. Ello nos obliga como Estado a mirar la transformación como el foco principal, y lo digital como una herramienta para llevarla a cabo, entendiendo que la tecnología es uno de los mejores aliados para facilitar la vida de las personas a diario.

Por eso, ya estamos trabajando para tener un Estado Digital, mejorando el acceso y calidad de los servicios. Queremos tener un Estado basado en datos, es decir, promover el uso de datos e información para apoyar el diseño e implementación de políticas públicas, así como entregar información a la sociedad civil de manera transparente, fortaleciendo la democracia y generando condiciones de confianza.


Nuestro objetivo es consolidar la transformación digital como una política de Estado, donde el uso estratégico de las tecnologías sea una tarea permanente para responder a las necesidades ciudadanas de forma innovadora y con los mejores estándares de calidad y seguridad.


Lo que queremos es cambiar los paradigmas de cómo funciona la administración del Estado, a través de la innovación, el uso de tecnologías emergentes y la creatividad, para construir un Estado moderno, propio del siglo XXI, que disminuye la burocracia y usa su información para dar mejores oportunidades y seguridades a los ciudadanos; un Estado innovador, que utiliza el talento humano para entregar mejores servicios y no para tramitar documentos; y un Estado sustentable y eficiente, que ahorre costos innecesarios y progresivamente prescinda del uso de papel.

Mesa de ayuda
Rojo Azul